miércoles, 27 de julio de 2011

VERDOLAGA - LAXANTE NATURAL




La verdolaga es una planta nitrófila, esto es, colonizadora de suelos con abundancia de nitratos, nitritos y amoniaco, resultantes de la alta frecuentación del hombre o el ganado; dentro de estos hábitats, prefiere los que están sometidos a riego o humectación regular, tales como linderos de huertas, cunetas, e incluso el adoquinado urbano.

La verdolaga es una especie utilizada durante más de cuatro mil años como verdura, y cuyo uso se abandonó de modo reciente en Europa, durante los últimos 2 o 3 siglos; su fina textura permitía consumirla tanto cocinada como en crudo, formando parte de las ensaladas. Como otras muchas antiguas especies de verduras, el abandono de su cultivo revirtió en su utilización como forraje, siendo especialmente apreciada para la alimentación del conejo doméstico. Además la verdolaga posee virtudes medicinales, destacando sus propiedades para reducir irritaciones internas –p.ej., de las vías urinarias-, bastando para ello el consumo directo de la planta.

Debes conocer de cerca a la verdolaga, pues se trata de una hierba muy común en varios tipos de suelos. Esta hierba florece al final de la primavera, con flores que persisten hasta el otoño, y es más común sobre todo en tierras bajas.

Hoy nos enfocamos en las propiedades medicinales de la verdolaga, las cuales no son muy variadas, pero contienen una que es particularmente efectiva. Se trata de sus propiedades laxantes, las cuales son notoriamente más efectivas que las de muchos otros laxantes naturales, y que por ello posicionan a la verdolaga como una hierba líder en este sentido.

El secreto de la misma es el mucílago, el cual le confiere a la hierba propiedades laxantes que favorecen la eliminación de deposiciones. El mucílago trabaja arrastrando los deshechos de nuestro sistema digestivo, pero para que eso ocurra se deben ingerir cantidades notables de agua que faciliten su accionar.

Sin embargo, las cualidades laxantes no son el único beneficio de la verdolaga. Además esta planta tiene propiedades demulcentes, diuréticas e hipoglucemiantes, además de contener sales, proteínas, vitamina C y saponinas.

Puedes consumir la hierba cruda como cualquier verdura acompañando ensaladas, o bien tomarla en infusión. Una cucharada de la planta en una taza de agua hirviendo es cantidad suficiente. Tres tazas al día es la medida justa para experimentar sus propiedades.

Uso externo. Se prepara una infusión más concentrada que la anterior y se aplica de forma tópica sobre heridas, forúnculos, abscesos, etc.

                   sistemasolarunido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada